Vista, de la ruinas de la catedral de la Merced, León de Imabite, lugar donde fueron encontrados los restos de su Fundador Lugar Teniente Francisco Hernández de Córdoba en el mes de Mayo del 2000.

LEON DE IMABITE


El explorador español Francisco Hernández de Córdoba fundo en 1523 la ciudad de León a orillas del Lago Xolotlan y faldas del Volcán Momotombo, Esta ciudad tuvo una infancia turbulenta cuya primera victima fue el propio fundador. Hernández de Córdoba, murió decapitado en la Plaza por ordenes de Pedrarias Dávila, en Junio de 1529, al considerar este ultimo que Hernández pretendía erigirse como gobernador, sus cadáver fue sepultado en el Presbiterio de La Merced, ubicado en costado de la Plaza. Sus restos fueron encontrados por arqueólogos en la parte Norte, bajo el Altar Mayor en el mes de Mayo del 2000.

El 5 de Marzo de 1531 muere de vejez Pedro Arias Dávila, siendo enterrado según datos de cronistas en León de Imabite, en este mismo año fue erigida diócesis con jurisdicción en toda la Provincia de Nicaragua y Costa Rica, momento en que se convirtió la parroquia en primera catedral, actualmente se estudian restos de un cuerpo que aseguran pertenecen a Dávila, el Monasterio de La Merced.

En 1537, el Obispo Diego Álvarez de Osorio obtuvo la autorización para la construcción de una nueva Catedral. El segundo obispo, Francisco de Mendavia, obtuvo los necesitados fondos para la construcción. Pasarían siete años hasta que llegara el nuevo obispo Antonio Valdivieso. Valdivieso no perdió tiempo, inmediatamente se entrego a la tarea de construir la Catedral de León. Sin embargo la violencia cobra la vida de Valdivia en manos de los nietos de Pedrarias Dávila en 1550, quienes lo apuñalan,

En 1610 una violenta erupción del Volcán Momotombo y el crecimiento de las aguas del lago Xolotlan, infunden temor en los pobladores y abandonan la ciudad (Imabite) dejando así las ruinas de León de Imabite, o león Viejo, según algunos analistas de cronistas afirman que fue producto de continuos movimientos telúricos, otros por las muertes violentas entre ellas las del Obispo y algunos por la falta de nativos, tan necesarios en esa época para los colonizadores, este ultimo argumento considero tiene mayores fundamentos científicos, considerando que los nativos huyeron hacia tierras al Oriente o centro del país, huyendo de la esclavitud española. Las Ruinas de León Viejo, son los vestigios históricos de la antigua ciudad colonial de Imabite, ubicada en las faldas del Volcán Momotombo, costa Occidental del lago Xolotlan, ciudad fundada por el lugar teniente español Francisco Hernández de Córdoba hace 476 años (1524), para instalar una de las tres primeras ciudades-fortaleza de conquista.

Los resultados de excavaciones arqueológicas de tan importantes vestigios coloniales de nuestra América, desvelan el imponente "Sitio Colonial Ruinas de León de Imabite", y se destacan de las fundaciones coloniales que se han desarrollado a través del tiempo, cambiando significativamente sus originales trazados urbanos. Tales son los casos de Panamá, Lima, Quito, Ciudad Antigua Guatemala, igualmente las Ciudades Coloniales en el Caribe. No así León de Imabite.

Debido a circunstancias muy particulares, León de Imabite, así denominada por su Primer Gobernador, Pedrarias Dávila ó Pedro Arias de Ávila, permaneció inalterable en su trazado original colonial diseñado por Juan Meco, desde su fundación en 1524 hasta su abandono en 1610, para luego tener la fortuna que durante 274 años el sitio no fue utilizado más que como pastos para ganado, función de la naturaleza que ha evitando que desapareciera completamente por la destrucción que ocasiona cualquier tipo de urbanización nueva sobre un asiento viejo. Esta suerte continuó a León de Imabite aún después de 1884, año en que el Presidente Adán Cárdenas, fundó en lo que podríamos considerar el costado norte de la ciudad colonial, entonces oculta a la vista, el nuevo asentamiento humano denominado Puerto Momotombo, que serviría en los años posteriores para que los trabajadores de la Aduana y del Gobierno del Puerto tuvieran donde hospedarse y constituirse en familia. Este puerto comunicaba por medio del Lago de Managua a León con Managua y Granada.

El Puerto Momotombo no representó ningún tipo de amenazas para León de Imabite, pues su urbanización fue superficial y recayó principalmente sobre el costado norte del antiguo asiento colonial. De 1884 a 1903, duró la actividad comercial de este Puerto, decayendo completamente cuando el General Zelaya prohibió por Decreto Ejecutivo el tránsito por vía lacustre hacia Managua, para potenciar el uso del ferrocarril que ahora realizaba el recorrido desde occidente a Managua por el ramal La Paz Centro-Managua. El asentamiento comercial solamente conservó el nombre de Puerto, pero realmente su actividad se redujo a cero, trayendo el abandono gradual de sus pobladores quienes pasaron a reforzar el asiento de La Paz Centro. Sin embargo, el poblado perduró, sin progreso urbano, lo que significó la salvación de León de Imabite, pues nuevamente sus terrenos fueron ocupados principalmente como pastizales.

Las relaciones sociales entre los colonizadores españoles y las comunidades indígenas sometidas que radicaban en la periferia de la antigua ciudad colonial, donde en 1526 habían al menos 15 mil flecheros, según el decir del primer Gobernador Pedrarias Dávila en su Informe al Rey, lo que significa una población mayor de mujeres, niños y ancianos, a quienes no les contaban en este tipo de informes, es otro tema de interés para la historia de la humanidad. La importancia de León de Imabite, radica en su originalidad, que no tiene comparación en todo el Continente Americano, pues los restos arqueológicos en León de Imabite continúan en su inmensa mayoría esperando ser descubiertos para admiración de la humanidad.

Tras dar por un hecho que los huesos de la primera tumba abierta en el altar mayor de la iglesia de Nuestra Señora de La Merced corresponden inequívocamente a los del fundador de las ciudades de León, Granada y Segovia (hoy Ciudad Antigua), Francisco Hernández de Córdoba, queda por afinar ciertos detalles para descubrir con todo el rigor científico la identidad de un esqueleto de grandes proporciones. Todas las sospechas y otras evidencias, extraídas de los Cronistas de Indias, y corroboradas por Julio Valle Castillo y Jorge Eduardo Arellano, indican que esos restos, muy deteriorados por cierto por el tipo de suelo, "pues su PH destruye rápidamente materia orgánica y la madera de los ataúdes", pertenecen a los de Pedrarias Dávila.

Según documento de Francisco Hernández de Córdoba, en su informe al Rey, se lee:
"Ha sucedido que el gobernador Pedrarias, gobernador que era por vuestra majestad, falleció desta presente vida a sys de marco pasado su muerte fue de vejez e pasyones y enfermedades que tenía, enterrose en el Monasterio de Nuestra Señora de la Merced deta cibdad de León e demás de ser caballero por ser teniente y gobernador..". También que "en la capilla mayor a do se enterro por manera que se cumplió con su honra como convenga a cryado a teniente de vuestra majestad".

La mayor parte de la ciudad colonial yace bajo la arena aluvional que periódicamente ha puesto capas sobre los muros coloniales, dejados al descubierto en algunas partes. Sin embargo es importante destacar que este sitio colonial es único en América  y se encuentra en la Lista Mundial de Sitios que podrían ser elevados al rango de
PATRIMONIO HISTÓRICO DE LA HUMANIDAD.

José Napoleón Gómez Pérez . Junio 2000

Pagina Principal | Paralelas Históricas en Nicaragua Siglo XIX | Sitio El Cailagua | Ruinas de León Viejo | Sitios de interés histórico | Sitios Históricos | Palacio de la Cultura | Imágenes Basílica Catedral  | Basílica Catedral de La Asunción | Corn Island